Basurero en el desierto

Recluido en los campamentos de refugiados de Tindouf, en Argelia, el pueblo saharaui espera pacientemente desde hace casi 35 años una resolución del conflicto que les permita volver a su patria ocupada por el vecino Marruecos. Completamente dependientes de la ayuda humanitaria para su supervivencia, los saharauis se han acostumbrado al consumo de todo tipo de productos provenientes de países desarrollados, que por norma general suelen entregarse empaquetados en plástico o enlatados.
Con el paso de los años y el continuado consumo, con el consiguiente aumento de residuos, tanto el interior como el exterior de los campamentos se han convertido en auténticos basureros.
Si bien es cierto que, gracias al clima extremo del desierto, no hay peligro de epidemias pese a la insalubridad de vivir rodeados de basura, indirectamente, todas las familias que viven en estos campamentos sufren las consecuencias de esta falta de sistemas de recogida, tratamiento y almacenamiento de residuos. Las necropsias realizadas a las cabras, único bien material de los saharauis y base de su economía doméstica, muertas sin enfermedad aparente ofrecen la alarmante cifra: tres de cada cinco cabras mueren por la ingestión continuada de plásticos.
La ONGD Movimiento por la Paz (MPDL) desarrolla desde hace algunos años un programa de gestión de residuos, que abarca desde la sensibilización del pueblo respecto a este problema hasta la subvención y ejecución con personal autóctono de diferentes soluciones como la recogida, el mantenimiento del parque móvil necesario para esta tarea o el almacenamiento en vertederos situados a las afueras de los núcleos habitados.

Fecha : 2010
Lugar : Sahara, Argelia.
   
Anterior / Siguiente
Fotografía número
Modo cine: Modo cine: