Luces en la oscuridad

 

Llega el ocaso y el trabajo finaliza, pero la jornada todavía no ha acabado. Ahora toca asistir a la escuela.

De camino al aula, una tarima de bambú improvisada sobre la pila de tuberías de riego del cobertizo, el grupo de estudiantes va creciendo a medida que atraviesan las numerosas chozas de la explotación agrícola. La fatiga es visible en sus rostros, pero la energía de sus risas no decae. Euforia. Por fin llegó el momento de ir a clase.

Cuando aparece el profesor todos están esperando en silencio. No es miedo, es respeto. Respeto por el voluntario que les enseña a leer, a escribir y los principios básicos de las matemáticas.

Tras años de dictadura y represión en Birmania, muchos han sido los que se han visto obligados a abandonar sus tierras debido a los conflictos armados. Comunidades agrícolas y ganaderas para las que un destino como las zonas de cultivo del oeste de Tailandia ofrece una nueva oportunidad.

En el área de PhoPhra, oeste de Tailandia,  son numerosas las comunidades de inmigrantes ilegales. Estos gruposse reúnen por familias y habitan en las mismas explotaciones agrarias donde trabajan. Los niños y niñas también pertenecen a la clase trabajadora de estos clanes, no como explotados sino como parte integrante de las economías familiares.

No obstante, desde las organizaciones de inmigrantes se considera necesario el acceso a un sistema de escolarización para los más jóvenes. Un sistema de formación vinculado a la normativa de educación birmana y que se aplica en las diferentes comunidades en horario nocturno, cuando la actividad laboral de los niños finaliza.

Muchos de estos niños birmanos asisten diariamente al programa denominado Night School Program. Programa de estudios adaptado al horario laboral de estos pequeños jornaleros que emplean sus horas diurnas trabajando en las explotaciones agrarias para ayudar a la economía familiar. En este programa solamente pueden alcanzar un nivel de formación de grado 4, insuficiente para acceder a escuelas oficiales tailandesas donde recibirían la educación especifica oficial del país en que residen.

Saber leer, escribir y manejar los principios básicos de las matemáticas. Conocimientos tan básicos pueden suponer la diferencia entre el estancamiento social o el acceso a una vida mejor estos niños.


Fecha : 2013
Lugar : Thailand
   
Anterior / Siguiente
Fotografía número
Modo cine: Modo cine: